¿Cómo verificar las fuentes y los contenidos en Internet?

¿Cómo verificar las fuentes y los contenidos en Internet?

¿Una página web puede arruinar la imagen de la tuya? ¡Claro que sí! Y es que si tomas información de un portal con información falsa, haces tu propia redacción sin investigar del tema, y lo publicas entonces te arriesgas a perder toda la reputación por las que has trabajado. Por eso es que debemos saber ¿Cómo verificar las fuentes y los contenidos en Internet?

¿Cómo verificar las fuentes y los contenidos en Internet?

Así es, un artículo puede dañar toda tu imagen al punto en que tendrás que cambiarte el nombre. Pero no te preocupes más, porque a continuación te traemos los trucos que debes saber para verificar las  fuentes y contenidos en el internet, para que escojas el más verídico y fiable que te ayudará a seguir construyendo una imagen confiable.

Profundidad de la información:seo barcelona

Para saber si la información que lees es certera, debes fijarte en si ésta profundiza en el tema o si simplemente lo toca de manera sencilla sin añadir contenido de valor. El propósito de esto es que se denota que el autor ha hecho un trabajo de investigación para lograr el contenido que te muestra en el artículo que te presenta.

Otro punto importante es si específica de dónde salen sus fuentes, y en qué argumentos se basa para defender su opinión. A través de estas claves lograrás conocer si lo que lees en realidad es producto de un estudio, o si la persona que lo escribió no tiene conocimiento verdadero del tema, y por lo tanto utilizó otros autores que no son de fiarse.

El estilo de redacción también denota la certeza que tiene el autor sobre un tema, porque un contenido bien escrito demuestra dominio del tema, y la capacidad avanzada de sintetizar ideas para que otra persona las pueda entender.

Fiabilidad del autor

En las páginas web se cita al autor de los artículos al final de cada artículo, es importante que este tenga información sobre él y que sea verídica. Una de las maneras de confirmar esto es mediante el uso de las redes sociales, o el internet donde puedes hacer una búsqueda rápida sobre la persona que escribió la información.

Allí, lo más probable es que encuentres su currículum en donde verificarás la veracidad del autor, y si fue utilizado por otras personas como fuente. En ambos casos es importante definir los orígenes, y el impacto de esa persona en el público porque ellas decidirán si esa persona vale la pena mencionarla en el contenido que realizan, o si es mejor dejarla a un lado.

Sin embargo, lo más importante es que esa persona, y su experiencia, sean totalmente identificables en el internet y que estén relacionados a lo que escriben para que tenga coherencia de que hicieron una investigación referente a su tema de conocimiento.

Origen de la información

Periódicos oficiales, revistas, entes gubernamentales, e instituciones con buena reputación son unas de las fuentes más fiables que existen en el internet porque tienen una imagen que mantener y, por lo tanto, solo publicarán información confirmada con fuentes totalmente comprobables y fiables.

Lo importante es ver quién publica la información que piensas utilizar,  porque gracias a pequeños detalles, como un periodo específico de publicación, puedes determinar que lo que lees es verdadero.

Este paso está diseñado en el caso de que no sepas quién es el autor porque no está publicado en la página web, pero sí sabes la empresa que está detrás de lo que ves. Por consecuente, evaluar esta compañía y su página web te ayudará a conocer si son de confianza para el público general.

Los detalles que tienes que buscar en el website son la protección a los derechos de autor, y la opinión del público. Ambos muestran preocupación de los autores del contenido para proteger su material, y para conocer qué opinan los demás del mismo.

En el caso de que no encuentres derechos de autor, lo  mejor es que sigas buscando la página web hasta encontrarte con un lugar donde veas que existe alguna aclaración del origen del contenido. Si esto está ausente, entonces la fuente no es confiable.

Otro punto importante que debe estar en la página web es la presencia de un solo tipo de contenido, porque las páginas que tienen millones de temas al mismo tiempo generalmente hacen investigaciones superficiales de lo que tienen que abarcar, y no profundizan en el tema ni en la fuente de dónde sacan la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *