El top 1 de google

Quiero ser el primero en Internet
Muchos son los candidatos y pocos los elegidos. En realidad, si no eres uno de los elegidos se puede decir que no existes. Los expertos estiman que más del 60% de los usuarios de los buscadores de Internet sólo hacen clic sobre los resultados de la primera página. Formar parte de este selecto clucb no es sencillo. Para lograrlo, empresas y particulares recurren a los posicionadores de Internet. No garantizan ser el primero, pero sí mejorar posiciones en los buscadores, además de optimizar la gestión de la reputación de la web.
Acto institivo de cada día. Buscar algo en Internet. En unos segundos aparece un listado de enlaces. En el centro de la pantalla, los llamados resultados naturales -los que presentan los buscadores de acuerdo a su algorítmo- y a la derecha e, incluso, en las primeras posiciones, los enlaces patrocinados – empresas dispuestas a pagar por cada clic-.
Los posicionadores de internet (SEO) actúan sobre los primeros ayudando a presentar el contenido de una web de manera que los busadores lo consideren valioso y así pueda mejorar su posición en la búsqueda como aconseja la agencia seo barcelona.
Las funciones del SEO las resume Rodrigo Miranda, director general de Shackleton Buzz&Press:  “Monitorizar y analizar la presencia en buscadores y medios sociales; ejecución de la estrategia de posicionamiento; selección de palabras clave para posicionar; análisis de las tasas de conversión y medición de datos; y orientar el posicionamiento hacia las ventas y hacia la gestión de la reputación”.
La figura del posicionador queda justificada con la pregunta: ¿Para qué una web si nadie la visita? El objetivo es recibir visitas y si se trata de una empresa, además, vender. “En muchísimos proyectos, las visitas de buscadores son las que sostienen la inversión en internet”, apunta Miguel López, autor de LibroSEO.net, experto en posicionamiento y consultor de maketing on line. “La mayoría obtiene más de un 60% de sus visitas de un mismo buscador: Google”. Sí, porque lo que parece una simplificación de la realidad no es otra cosa que la evidencia, a pesar de que existen otras alternativas, Google tiene más del 90% de cuota de mercado en España.
Cuando tecleamos las palabras clave, el buscador bucea en la Red para ofrecer los enlaces que considera más interesantes. “Google hace una búsqueda por texto, busca palabras. Cada etiqueta de la página tiene una valoración distinta”, aclara Carlos Sainz, director del departamento técnico de la empresa de posicionamiento Ser o no ser. ¿Qué es lo que más puntúa? Entre otras cosas, el uso de palabras clave en el título de la web, poder leerla correctamente, las vinculaciones que tiene con otras webs, su antigüedad, la densidad de palabras clave, ” con qué calidad proporcionamos información a un usuario que realice una búsqueda utilizando esas palabras”, sintetiza Miranda.El secreto del algoritmo.
Aunque los expertos hablan de claves y factores, nadie conoce el algoritmo de Google, que se renueva cada poco tiempo. “Gracias al conocimiento colectivo del sector nos aproximamos a través de prueba y error, compartiendo experiencias”, confiesa Miranda. “No con cambios radicales”, añade Sainz. “Sólo de vez en cuando realiza un gran cambio. Entonces es cuestión de seguir haciendo bien el trabajo de generación de contenidos, crear páginas y conseguir enlaces”, completa López.
Es verdad qeu si se mira el océano infinito de webs, son pocas las que cuentan con un SEO, pero su contratación ha crecido en las últimas fechas. De hecho, hasta los medios de comunicación tienen en su plantilla al menos uno. “Nuestro objetivo es sacar el máximo provecho al contenido estableciendo una relación cercana a como busca la gente en internet”, explica Javier Ortiz, SEO de Unidad Editorial.  Su trabajo, como el  de sus colegas, necesita de una actitud integradora hacia el resto de la empresa a la hora de organizar y gestionar el contenido, introducir tags…
En el caso de Ortiz, su trabajo pasa el examen de las métricas: incrementar el tráfico, lograr más clics desde los buscadores o aumentar la difusión. Pero, el resto de empresas, ¿qué busca en un SEO?, “Magia”, responde López. “Quieren conseguir el posicionamiento de una forma rápida y económica, porque piensa que si un proyecto web costó poco hacerlo debe costar más posicionarlo, cuando normalmente es al contrario”.
Su labor va más allá de subir posiciones o ganar páginas en Google. “Realizamos una gestión integral de la reputación, ventas y viabilidad. Muchas marcas dejan a la providencia salir bien en la foto de ese juez de la reputación en internet que es Google”, apunta Miranda.
Sí, porque algunas empresas contratan sus servicios para limpiar su imagen en internet. Es decir, eliminar de las primeras posiciones el contenido negativo, para mejorar la imagen de su reputación on line. Ejemplo: cuando buscas información de un hotel, que lo primero que aparezca no sea un comentario criticándolo y desaconsejándolo.Claves del posicionamiento.Indexación. Análisis, recomendaciones y variaciones sobre la estructura y programación de la web para que su contenido sea más fácil de leer para los buscadores.Relevancia. Dar prioridad a las palabras clave más apropiadas para las búsquedas en cada canal. Deben estar en consonacia con los criterios que usa cada canal para la clasificación del contenido.Popularidad. Conseguir que el ‘site’ tenga enlances entrantes, que son interpretados como votos a la página y cuantos más haya, más interesante resulta.Formación. Provocar un cambio organizativo dentro de la compañía. Cambiar dinámicas y prácticas de tal forma que el posicionamiento se integre de forma natural, en las diferentes áreas funcionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *